Efecto vasodilatador e inhibidor de vasoconstricción del extracto hidroalcohólico de hojas de Olea europaea

l árbol del olivo (Olea europaea), que pertenece a la familia botánica de las Oleaceae, es un planta oriunda de la cuenca mediterránea. Actualmente, su distribución comprende tanto zonas de países europeos como otros países no europeos de clima parecido, como Australia, Chile y Perú (1). Sus frutos y el aceite obtenido son utilizados en la alimentación y adquiere un valor agregado debido a que el aceite y las hojas del olivo son utilizadas ampliamente en fitoterapia por sus importantes propiedades terapéuticas antimicrobianas, antivíricas, antihelmínticas, antifúngicas, hipoglicemiantes y diuréticas (2,3).

El extracto e infusión de las hojas de olivo es valorado por los numerosos beneficios cardiovasculares, antioxidantes y actividad hipoglicemiante y diurética (2,3). La composición es variada en las diferentes partes de la planta; las hojas contienen muchas sales minerales, ácidos grasos monoinsaturados, lípidos neutros, triterpenos y flavonoides (3,4); además, contienen abundantes polifenoles, dentro de ellos los más importantes son hidroxitirosol o 3,4-dihidroxifeniletanol, oleuropeína (oleuropeósido) y oleurósido, sustancias con múltiples actividades biológicas a las que se atribuye sus bondades terapéuticas (1,5,6).

Ver información ampliada:

http://www.scielo.org.pe/scielo.php?pid=S1025-55832013000400004&script=sci_arttext&tlng=pt

Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *